RECETA TRADICIONAL CON GARBANZOS CASTELLANOS DE ZAMORA

Potaje de vigilia con garbanzos, espinacas y bacalao

Pasado el tiempo de Don Carnal, llega el de Doña Cuaresma

En época de Cuaresma la tradición religiosa dictaba la “vigilia” o prohibición de comer carne, que además de estos 40 días también se extendía a todos los viernes del año.

Estemos de acuerdo o no con estos dictámenes, hemos de reconocer que gracias a ellos han surgido recetas impresionantes, combinando ingredientes diferentes a la carne.

En TRENCANOUS, apoyamos las tradiciones y costumbres de nuestro país, y qué mejor manera con una de las recetas más típicas de estos días con nuestros Garbanzos Castellanos de Zamora acompañados de espinacas de temporada y bacalao.

Aunque para aquellos que el tema de la prohibición de comer carne los viernes haya quedado atrás. Os dejo con una adaptación de este potaje con chorizo igual de bueno.

 

INGREDIENTES
  • 300 g. de garbanzos castellanos de Zamora
  • 300 g. de bacalao desalado
  • 250 g. de espinacas frescas
  • 2 cebollas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 1 rebanada de pan
  • 1 cucharada de postre de Pimentón de la Vera (agridulce)
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)

 

Preparación del potaje de vigilia
  1. El día anterior ponemos los garbanzos castellanos de Zamora en agua templada con una cucharadita de bicarbonato o un puñado de sal y los dejamos en remojo durante la noche, normalmente 12 horas.
  2. Para cocinar los garbanzos podemos optar por la manera tradicional, una hora y media a fuego lento en una olla, o por la más práctica, usando la olla express.
  3. Con ella en tan sólo 15-20 minutos tendremos listos los garbanzos. En la olla rápida echamos un litro de agua, 2 dientes de ajo pelados, la hoja de laurel y los garbanzos ya remojados.
  4. Cerramos, ponemos a fuego alto y cuando comience a salir vapor, bajamos a fuego bajo y cocinamos 15 minutos.
  5. Mientras se cocinan los garbanzos vamos a preparar el sofrito. Picamos fino uno de los dientes de ajo y pelamos el otro. Pelamos las cebollas y las picamos en juliana pequeña.
  6. En una sartén amplia vertemos aceite de oliva virgen extra y freímos el ajo a fuego medio. En cuanto empiece a “bailar”, vemos que coge un tono dorado, retiramos el diente de ajo entero.
  7. Añadimos la cebolla y seguimos sofriendo. Salamos al gusto. Cuando esté pochada, apagamos el fuego y dejamos atemperar un poco el aceite.
  8. Añadimos una cucharada de postre de pimentón de la Vera y removemos bien para que se integre perfectamente con el sofrito. Reservamos.
  9. En un cazo pequeño ponemos agua a hervir. Cocemos el huevo, que luego utilizaremos al final de la receta.
  10. Pasado el tiempo de cocción de los garbanzos. Dejamos que se libere todo el vapor de la olla antes de abrir y pasamos el caldo colado a otra cazuela junto a los garbanzos (que no vaya el ajo ni el laurel).
Cocción del potaje y presentación final
  1. Ponemos una cazuela a fuego medio. Cuando empiece a coger temperatura, vertemos el sofrito y removemos bien.
  2. Echamos ahora en varias tandas las espinacas, que en poco tiempo irán reduciendo su tamaño.
  3. Rectificamos de sal y dejamos cocinando un par de minutos.
  4. Desmigamos el bacalao en trozos que luego podamos comer de un bocado.
  5. Añadimos a la cazuela y la movemos “en vaivén” (por las asas) para que se vayan mezclando todos los ingredientes. Bajamos a fuego bajo.
  6. En 5 minutos estará listo nuestro potaje, pero mientras tanto vamos a preparar el toque final.
  7. En una sartén con un poquito de aceite de oliva, freímos la rebanada de pan (mejor si es de bolla). Vuelta y vuelta hasta que esté dorada y crujiente.
  8. En un mortero echamos el pan frito desmenuzado y el diente de ajo que teníamos reservado. Machacamos y hacemos un majado.
  9. Pasados los 5 minutos desde que echamos el bacalao. Añadimos el majado anterior.
  10. Con este truco le daremos consistencia al caldo y un sabor muy rico.
  11. Pelamos el huevo cocido, lo cortamos en pequeños trozos. Lo añadimos a la cazuela justo antes de servir en la mesa. Servimos bien caliente.

¡¡¡A disfrutar de este delicioso plato de cuchara que sienta de maravilla, incluso en días que no haga tanto frío!!!

 

Este ha sido el programa de radio

9/04/2019  TRENCANOUS PEL MÓN – ALZIRA RÀDIO

Este ha sido el programa de radio de Alzira de ‘TRENCANOUS PEL MÓN’ en Alzira Ràdio con Mari Carmen Cano y Fran Olaso de TRENCANOUS.

https://www.ivoox.com/trencanous-pel-mon-cigrons-9-d-039-abril-2019-audios-mp3_rf_34224238_1.html?fbclid=IwAR3Qrla6BJQQCf8NdaM-p2dcJgI-t5yH9LrykaW-JKWlrbeGHx364lf475o

Responder